martes, 24 de septiembre de 2013

LAS LEYENDAS DE SEMANA SANTA

NUESTROS ANSESTROS EN SUS EPOCAS  DECIAN QUE EN SEMANA SANTA NO PODIAN BAÑARSE EN EL MAR PORQUE SE CONVERTIAN EN PESCADO TAMBIEN QUE NO PODIAN SALIR MAS AYA DE LAS DOCE PORQUE DICEN QUE EN SEMANA SANTA SATANAS ANDA SUELTO Y POR ESO  TODOS ANDABAN CON SU ROSARIO RESANDO  HABIA PERSONAS QUE  APARECIAN MUERTAS EN LOS MONTES CON  UNA BOTELLA DE  ALCHOL  EN SUS MANOS Y SIN NINGUN RASTRO DE SANGRE PORQUE DECIAN QUE SATANAS SE LLEVABA SUS ALMAS .
OTRA LEYENDA QUE DECIAN ESQUE NO SE LO PODIA NOMBRAR EN ESA SEMANA PORQUE SI NO SE LO LLEVARIA  

LAS SIETE CABAÑAS

SE CUENTA  EN UNA LEYENDA QUE EN SIETE MONTAÑAS DEL MUNDO  EXISTEN  SIETE CABAÑAS DONDE PARA LLEGAR A ELLAS TIENES QUE RECORER UN LAVERINTO YA QUE CADA UNA TIENE UN GUARDIA QUE TRATA DE ENGAÑARTE PARA QUE NO LLEGES A LA CABAÑA SE CUENTA QUE SI TU LLEGAS A LLEGAR A LAS CABAÑAS CAES EN UNA MALDICION QUE PIERDES LA MEMORIA Y TE VUELVES LOCO YA QUE MUCHAS PERSONAS QUE YEGAN A ESAS MONTAÑAS VUELVEN LOCAS DICEN QUE HAY UNA BRUJA QUE TE QUITA LAS ENERGIAS DE TU CUERPO Y TUS DEFENSAS QUEDAN ABIERTAS DE FORMA QUE SE LE METE UN ESPIRITU AL CUERPO QUE NO DEJA QUE EL SEREBRO FUNCIONE BIEN Y EN OCACIONES YEGAN ASTA SUICIDARSE PORQUE SUFREN DEMASIADO Y NO SOPORTAN .

LA FLOR DEL MAS AYA

SE DICE QUE EN LOS ALTOS DE LAS MONTAÑAS SE ENCUENTRA UNA FLOR MUY BELLA  QUE  SON POCOS QUE LA ENCUENTRAN PORQUE SE DICE QUE LAS PROTEGE UN SEÑOR DE EDAD QUE ISO PACTO CON EL MAS AYA ESE FLOR SUELE TENER UN PODER DE VER LO  BUENO Y LO MALO QUE VA A PASAR  PERO  TIENES QUE ERBIRLA Y COMERTELA  SE DICE QUE ESAS FLORES SON MUY POCAS EN EL MUNDO  PERO LAS PERSONAS QUE LAS AN COMIDO  NO TIENEN UNA BUENA VIDA YA QUE VEN ASTA LOS MUERTOS  QUE RONDAN POR LAS CALLES  

miércoles, 15 de mayo de 2013

LA DAMA DEL PUENTE

Se dice que hace mucho tiempo  hubo un accidente  muy trágico donde  habían dos chicos y una chica  entonces tenían mucho alcohol en su cuerpo  entonces justo en el momento de pasar por el puente  comienzan las discusiones y a la chica le parten la cabeza y la dejan inconsciente   entonces se estrellaron y cayeron al rio entonces los dos chicos pudieron salir con vida pero  a la chica nuca se la encontró.
Hoy en día se dice que cuando tú pasas por ese puente  se te aparece una chica que  te dice que la lleves  pero nadie la recogía.
Pero un día eso cambio y un señor la recogió y  le dijo ben súbete cuando al día siguiente nunca más se supo del señor.
Se dice que los ahoga y los deja en el rio

viernes, 3 de mayo de 2013

LEYENDA DE LA CASA QUE SE UNDIO

una ves en un pueblo muy pequeño que se llama 24 de mayo o sucre  habia una, la unica casa  grande en ese pueblo y tenian muchos trabajadores pero de todos esos trabajadores habia uno    en especial que era muy pobre  y tenia que hacer muchisimo trabajar muy duro y un dia llegan los dueños de la casa y el queria que le dieran el sueldo del mes porque tenia que comprar para la comida de su casa ya que de ese sueldo se mantenia su familia en pie y el se lo pidio y le dijo.
-patron no lo disculpo pero le estoy pidiendo el sueldo que me debe - le dijo el señor
-no molestes viejo pobre despues te lo dare - le dijo el dueño de la casa
y el señor se fue a seguir trabajando llegaron las ocho de la noche y el señor ya se tenia que ir  , la casa del señor era muy lejos de ai y se tenia que ir caminando ,el señor se durmio reso y le dijo a Dios que le ayude con el trabajo .
el señor tenia dos niñas el señor cojio sus cosas  y se fue con sus hijas al trabajo por que ellas querian ir cuando llegaron el señor les dijo que se queden quieta y se siente ai calladas entonces ellas no hicieron caso y entraron a la casa era muy grande y justo cuando entran se encuentran con la hija de los dueños y las vio y les dijo:
-que hacen aqui en una casa de ricos ustedes la gente pobre largense yo soy una niña rica y tengo mucho dinero y siempre lo tendre llamare a mi papa-los fue a llamar y lo votaron del trabajo al señor pobre el cojio a sus hijas y se fue llego a su casa y reso  y le dijo a Dios que porfavor le de trabajo .
al siguiente dia se entero que su casa se habia undido y fueron haber que habia pasado y no habia ninguna casa lo que habia era un lago grande entraron a buscar que habia adentro y encontraron oro alfondo del lago  y el señor lo cojio y se fue a su casa cuando estaba durmiendo el se levanto y oyo  que le gritaban "perdonnnnn perdonnnn " el fue al lago y devolvio el oro .
llego de  nuevo a su casa pasaron cuatro dias y ya no se escuchava nada pero dice que el que coja ese oro se lo llevaran y siempre lo persequiran las almas de los muertos

jueves, 2 de mayo de 2013

UN NUEVO SANSON EN EL NOR OESTE

No cabe duda que en los dos primeros siglos fue el Nuevo Reino de León tierra de frontera.
El gobernador Luis de Carvajal, en sus frecuentes ausencias de la ciudad de León, actual Cerralvo, dejaba a alguien ejerciendo justicia. Sin embargo, imperaba la ley del más fuerte.
Cuenta Alonso de León en su crónica, que un indio tuvo un enfrentamiento con el capitán Lucas de Linares, y que este mató al indio disponiendo que lo enterraran en el corral de las yeguas.
Pero su orden fue tan mal cumplida, que el cadáver quedó con un pie insepulto. Los demás indios lo descubrieron e inmediatamente convocaron a un alzamiento para vengarse y acabar con los españoles.
Estos no se hubieran dado cuenta, a no ser que un indio leal dió aviso a Martín de Solís, quien descansaba tranquilamente en el torreón.
Tal y como el indio se lo dijo, a mediodía dieron los indios el albazo, “dando alaridos y flechando”.
Los españoles tomaron sus espadas, adargas y alcabuces; protegieron sus cuerpos con sus cotas de malla y, con las mujeres y los niños, se situaron en el torreón iniciando la defensa.
Viendo que los indios se llevaban del corral unas cabras, el capitán Linares inprudentemente salió “con su chimal y su espada en mano” con el intento de rescatarlas. Como era Linares el objeto principal de la venganza, los indios le capturaron y, matándole, le cortaron la lengua. Además le quitaron la espada y poniéndole un lienzo en la punta, la esgrimieron victoriosos como bandera.
No disponían los españoles de caballos, que habían quedado lejos. Sólo había uno, el de Hernando de Arías quien, habilísimo jinete, “saltó en él e hizo bellezas”.
Enfrentándose solo a los indios, logró matar al que empuñaba la espada y a cuantos pudo tener a su alzance, haciéndolos huir hacia el monte.
Al relatar esta hazaña recuerda el cronista que “era de tantas fuerzas este hombre que se echaba al hombro un caballo como quien carga un cabrito”; porque así se lo contaron los pobladores antiguos que le conocieron. Le dijeron, además, que “en otra ocasión, viniendo de la provincia de Coahuila a Saltillo, se le cansó el caballo y él se lo echó al hombro con todo lo que llevaba y anduvo tres leguas con él y lo puso a salvo”.
El cronista ve en Hernando de Arías a un nuevo Sansón, por que “libró a su pueblo matando mil filisteos y después cargo las puertas de la ciudad de Gaza hasta dejarlas en lo alto del monte”.

¿QUETZALCOATL EN CERRALVO

Alonso de León, capitán y cronista, hizo expediciones de suma importancia para el descubrimiento y población del Noreste. En 1643, realizó una de estas jornadas, partiendo de la Villa de Cerralvo a las Salinas de San Lorenzo.
Entre la numerosa gente militar y de servicio que le acompaño iba, en calidad de intérprete, Martinillo, indio cataara.
Gustaba el cronista de conversar con los indios, a fin de informarse de sus costumbres. Conocedor de la región, Martinillo le sugirió que el regreso de la jornada se hiciese “por aquellos bosques que acullá aparecen” (y señalo hacia más allá del río de San Juan.
Relató que había allí un ojo de agua que “no corre, ni crece, ni mengua ni se le halla fondo”; y que en su bordo crecá “una macolla de trigo que espiga y grana”, la que, aunque los indios la cortaban, volvía a salir y jamás faltaba.
Contó ademas Martinillo cómo oía decir a los indios ancianos que sus mayores les decían que a ese lugar “venía algunas veces un hombre de buen rostro y mozo y les decía muchas cosas buenas”, pero que, cuando se alejaba, “venía otro hombre muy feo, pintado como ellos y les decía que no le creyesen, que era un embustero”.
Nuevamente volvía el hombre bueno, pero, al hablarles, se le veía triste y “se iba con poco fruto”; hasta que, convencido de que no le querían seguir, se alejó para siempre, dejando “la estampa de los dos pies en la piedra donde se paraba y que hasta ahora estaba así”.
En el viaje de retorno, la expedición tomó por un rumbo muy alejado. Ya en Monterrey, el gobernador Don Martín de Zavala ordenó hacer una jornada al sitio aledaño, pero se frustró la salida porque Martinillo enfermó y murió.
El cronista asocia el relato a la tradición de Quetzalcoatl y conjetura, por otra parte, que pudiera tratarse de Alvar Nuñez Cabeza de Vacao del alguno de los suyos que “parece, por buena regla de cosmografía… era forzoso que pasen por muy cerca de donde hoy es la villa de Cerralvo